Actualidad

Los más pequeños desafían al frío en una nueva edición de la San Silvestre infantil

Este martes ha tenido lugar una nueva edición de la San Silvestre en categoría infantil, un clásico de la Navidad zaragozana y que sirve como preludio de la carrera popular que se celebra por la tarde en las calles del centro. Casi un millar de niños y niñas, repartidos por edades, han hecho frente a las gélidas temperaturas propias de finales de año en una jornada donde la diversión y el buen ambiente han sido las notas dominantes.

Este martes ha tenido lugar una nueva edición de la San Silvestre en categoría infantil, un clásico de la Navidad zaragozana y que sirve como preludio de la carrera popular que se celebra por la tarde en las calles del centro. Casi un millar de niños y niñas, repartidos por edades, han hecho frente a las gélidas temperaturas propias de finales de año en una jornada donde la diversión y el buen ambiente han sido las notas dominantes.

A pesar de que son famosas las ediciones de este evento por toda la geografía española, la que se celebra en Zaragoza con los más pequeños como protagonistas es la única de su condición. Así, los jóvenes atletas compiten repartidos según su edad, desde el año hasta la docena. En el caso de los niños de menor edad, son los padres y madres quienes compiten empujando los carritos de bebé, lo que con el tiempo se ha convertido en uno de los principales atractivos de la cita.

El evento se celebra en la pista de atletismo el C.D.M. La Granja, que tiene una longitud de 300 metros. Así, dependiendo de la categoría en la que se compita, el recorrido oscila entre el kilómetro -reservado para los nacidos entre 2007 y 2008- y los 40 metros que tienen que recorrer los adultos empujando los carritos, con el objetivo de que todos puedan practicar deporte en un trazado preparado para su condición física.

Como es habitual, la cita ha contado con protagonistas propios de películas de ficción: superhéroes, animales o payasos han sido algunos de los disfraces elegidos por los jóvenes para participar, ya que estos atuendos son otra de las características tradicionales del evento. Tampoco han faltado aquellos que no han desaprovechado la ocasión para lucir, sobre todas las capas de abrigo, los colores de su equipo de fútbol.

Asimismo, la organización ha habilitado un espacio destinado a ejercicios de calentamiento antes de la carrera, así como una serie de actividades complementarias para el disfrute de los participantes y sus acompañantes, tales como castillos hinchables o talleres de maquillaje y pintura.

La carrera está organizada por «100 pies eventos» y cuenta con el patrocinio de Martín Martín, entre otros establecimientos. Gracias a ello, todos los participantes que conseguían llegar a la línea de meta recibían una bolsa regalo, además de los premios que se entregaban a los primeros clasificados de cada categoría, que iban a parar a la primera niña y el primer niño que finalizaban el recorrido.

De esta manera, los más pequeños de la ciudad han podido disfrutar una edición más de un evento que tiene un lugar reservado en el calendario navideño, y que tiene como objetivo no solo fomentar el deporte desde edades tempranas, sino también potenciar valores como el respeto, el compañerismo o la amistad.

Post Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies