Lorén: “Las prescripciones de fitosanitarios redundarían en beneficio  de los ciudadanos”
Entrevistas

Lorén: “Las prescripciones de fitosanitarios redundarían en beneficio de los ciudadanos”

Ebro Agario entrevista a Javier Lorén, recientemente reelegido presidente del Consejo de Ingenieros Técnicos Agrícolas de España. Lorén, natural de La Almunia de Doña Godina, es ingeniero técnico agrícola y doctor por la Universidad de Zaragoza en Ciencia Agrarias y del Medio Rural.

Actualmente ejerce como profesor en la Escuela Politécnica de La Almunia y es miembro del grupo GIHA de investigación de la EUPLA, especializado en instrumentación, hidrología y medio ambiente. También fue presidente del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Aragón del año 2009 al 2014, puesto que dejó para presidir el Consejo General.

¿Cuáles son las principales labores que desarrollan los ingenieros técnicos agrícolas?

Los ITAs desempañamos labores relacionadas con la producción de alimentos desde la óptica de la ingeniería y la ciencia. Aplicamos los conocimientos de la ingeniería a la agricultura, ganadería e industria agroalimentaria. Desde la Ingeniería Técnica Agrícola se aporta conocimiento para asegurar la producción y la calidad de los alimentos, desde un profundo respeto al medio ambiente. Esto lo aplicamos en muchas áreas, por ejemplo, para el diseño de un parque, de una granja de cerdos, de una industria agroalimentaria, o para el control de plagas y enfermedades de los cultivos.

Nació en La Almunia de Doña Godina y desarrolla allí gran parte de su profesión, eso no es casualidad

Efectivamente, soy almuniense y me siento muy orgulloso de ello. Me gusta hablar de mi pueblo allá por donde voy. Estudié Ingeniería en la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia, y desde hace 20 años soy profesor en ella. Me gusta la investigación y pertenezco al grupo GIHA. Hemos desarrollado diversos trabajos de investigación en torno a la fruticultura. La Almunia es la capital de Valdejalón, una comarca con un gran desarrollo de la fruticultura que produce excelentes frutas, vinos, aceites y hortalizas.

¿Cuándo empezó su interés por formar parte del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Aragón y, posteriormente, del Consejo General?

Cuando acabé la Ingeniería me colegié, aunque no estuve vinculado al colegio hasta que Antonio Barates, entonces presidente del COITA, hizo una visita a la Escuela y me propuso implicarme más. Lo hice, y esto llevó a que estuviese 4 años de secretario y 5 de presidente. La casualidad, el apoyo de una serie de compañeros y la concatenación de unos hechos, me llevaron a presentarme a las elecciones al Consejo.

“Nos gustaría conseguir que las prescripciones de fitosanitarios tuvieran equivalencia sanitaria con las de médicos y veterinarios. La aplicación de fitosanitarios requiere de la intervención de técnicos cualificados y su función debería ser reconocida como prescriptores sanitarios, ya que redundaría en beneficio de los ciudadanos ”

¿Por qué cree que sus compañeros profesionales de toda España se han fijado en usted para ocupar este cargo a nivel nacional?

Supongo que hace 4 años creyeron que el proyecto que les presentábamos y las personas que íbamos a formar el equipo, merecíamos su confianza. Confianza que nos han renovado recientemente. Han sido 4 años de trabajo y esfuerzo que hacen que nos sintamos satisfechos de los logros conseguidos, a pesar de que todavía nos falta mucho camino por recorrer.

¿Qué retos afronta desde la Presidencia del Consejo con respecto a la profesión de Ingenieros Técnicos Agrícolas?

Nos hemos planteado varios retos. Uno de ellos es continuar con la visualización de la profesión por parte de la sociedad. Otro, seguir ofreciendo formación continua de calidad a nuestro egresados. Colaborar con los Ministerios de Agricultura y de transición ecológica aportando nuestras ideas y conocimiento del medio rural para fomentar el desarrollo de la agricultura, la ganadería y la preservación del medio ambiente y de los paisajes. Colaborar con otros colegios profesionales del medio rural en aquellas cosas que nos unen. Fomentar las sinergias de los colegios con nuestra mutua, estar presentes en determinados eventos, foros y continuar organizando jornadas de interés. Y por último y más importante, dar un servicio eficiente a los ciudadanos.

¿Qué propuestas tienen su equipo y usted para dinamizar la profesión?

En cuanto a las propuestas, además de las anteriores, nos gustaría conseguir que las prescripciones de fitosanitarios tuvieran equivalencia sanitaria con las de médicos y veterinarios. La aplicación de fitosanitarios requiere de la intervención de técnicos cualificados y su función debería ser reconocida como prescriptores sanitarios, ya que redundaría en beneficio de los ciudadanos. Laura Gasca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies