Actualidad

Cáritas y las fundaciones CAI e Ibercaja favorecen la inserción laboral de 516 personas

Cáritas Aragón-La Rioja facilitó el pasado 2018 la inserción laboral de un total de 516 personas en riesgo de exclusión. Forma parte del programa «Sumando Empleo» que, de la mano de las fundaciones CAI e Ibercaja, atendió a 2.589 personas, con escasa formación, poca experiencia laboral y largos periodos de desempleo.

Cáritas Aragón-La Rioja facilitó el pasado 2018 la inserción laboral de un total de 516 personas en riesgo de exclusión. Forma parte del programa «Sumando Empleo» que, de la mano de las fundaciones CAI e Ibercaja, atendió a 2.589 personas, con escasa formación, poca experiencia laboral y largos periodos de desempleo.

Esta colaboración va a cumplir cinco años, en los que se han invertido 505.000 euros y ha permitido generar 1.668 empleos, más los que se creen en esta edición. De ellos, 851 se han producido en Aragón.

Para esta quinta edición, las fundaciones Ibercaja y CAI van a aportar 100.000 euros con el objetivo de continuar con esa labor de creación de puestos de trabajo para personas en situación o riesgo de exclusión. El presidente de Cáritas, Carlos Sauras, ha lamentado que el «fortísimo incremento» del paro ha conllevado «problemas de vivienda, de alimentación o de salud». «Se ha incrementado mucho el trabajo precario y, con ello, los trabajadores pobres, que son aquellos que con su salario no llegan a cubrir las necesidades mínimas de su vida familiar», ha añadido.

Asimismo, Sauras ha afirmado que, tras el paso más duro de la crisis económica, se ha generado una sociedad «más desigual», con una clase media «empobrecida». «Cuando se estudia la exclusión social y la pobreza, vemos que el mayor riesgo lo sufren las personas en paro. Para nosotros y para el conjunto de la sociedad, el empleo es fundamental para sacar a gente de los colectivos que se acercan a nuestras entidades de la situación de pobreza», ha señalado.

Por su parte, el director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig, ha mostrado el total apoyo de esta entidad al proyecto, al mismo tiempo que ha resaltado la importancia de tener un empleo para los ciudadanos. «El trabajo no es solo el lugar donde pasamos un tercio de nuestra vida, sino que cuenta con valores propios que adquirimos al desempeñar una labor. Nos sentimos integradas en la sociedad. La ausencia de trabajo provoca efectos negativos en las personas y en la sociedad, con una elevada incidencia de sensaciones de inseguridad, aislamiento, frustración o negatividad», ha expuesto.

Del mismo modo, el presidente de Fundación Caja Inmaculada, Juan Álvarez, ha mostrado su «admiración» por la labor de Cáritas, con un «eco social tan importante».

Post Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies